lunes, 26 de enero de 2015

SAM PECKINPAH: UN PIEL ROJA TRAS LAS CÁMARAS

1962. En un mismo año, John Ford estrena "El hombre que mató a Liberty Valance" y "La Conquista del Oeste", esta última codirigiendo con Henry Hattaway y George Marshall. El rostro de John Wayne aparece en ambas. El valiente pionero norteamericano, la conciencia del deber del sheriff y el salvajismo de los indios están presentes en las dos películas. Por tanto, nada nuevo bajo el sol. El público sabe qué va a ver en la gran pantalla: el mito del oeste.


Pero ese año también decora la cartelera un título diferente: "Duelo en la alta sierra". Su trama, aunque sencilla, plantea un nuevo giro en relación a sus competidoras en taquilla: los límites del bien y del mal ya no están tan definidos en los personajes. La amistad que une a los protagonistas está impregnada de un realismo arrollador, que envuelve a los dos vaqueros en la complejidad de la vida. Parece que ya no es tan fácil averiguar qué es lo correcto en el lejano oeste. Como cerebro de este film, Sam Peckinpah. Nieto de indios pieles rojas, este director nunca fue un admirador del cine propagandista que Hollywood planteaba, y apostó por un nuevo modo de rodar películas del oeste. Quizá los indios no fuesen tan malos, quizá los sheriffs no fuesen tan santos, y quizá todo el espíritu aventurero y colonizador del pueblo norteamericano solo fuese un montaje.


Tras aquel pistoletazo de salida en 1962, Peckinpah filmó westerns crepusculares como "Grupo salvaje", "La balada de Cable Hogue" y "Pat Garrett y Billy The Kid", ofreciendo una visión dura, desgarradora y, en ocasiones, violenta del salvaje oeste. El pesimismo y la sensación de vacío también hallarán hueco en aquellas cintas, evitando a toda costa la aparición de un héroe redentor para el pueblo norteamericano. Él mismo se cansó de luchar contra Hollywood, y se retiró del cine a los 58 años, falleciendo poco después. Como sus antepasados indios, perdió contra la industria norteamericana. Aunque para la posteridad quedan los films que utilizó como armas. 



miércoles, 14 de enero de 2015

DIOS MÍO, ¿PERO QUÉ TE HEMOS HECHO?

"El film sobrevive a base de la repetición de un mismo gag tras otro [...] Quien haya escuchado a Le Pen no hallará nada nuevo."











Año: 2014
Director: Philippe de Chauveron
Reparto: Christian Clavier, Chantal Lauby, Ary Abittan, Medi Sadoun, Frédéric Chau, Noom Diawara, Frédérique Bel
País: Francia
Duración: 95 min
Género: Comedia
Puntuación: ** (Regular)







Sinopsis

Claude y Marie Verneuil, un matrimonio católico y muy conservador, tienen cuatro hijas, a las que han tratado de inculcar sus valores y principios. Sin embargo, las chicas sólo les han dado disgustos: la mayor se casó con un musulmán; la segunda, con un judío, y la tercera, con un chino. El matrimonio deposita todas sus esperanzas en la hija menor, esperando que, al menos ella, se case por la Iglesia.  [Filmaffinity]



Análisis

El mayor taquillazo francés de los últimos años supone una película muy de actualidad, en tanto que aborda temas como el racismo, la inmigración y la convivencia en una Francia de lo más cosmopolita. El planteamiento es de lo más original, y a partir de una historia sencilla dará lugar a las situaciones más cómicas y variopintas, mostrando aspectos de la cultura europea, judía, china, africana y musulmana.


Desde el primer minuto, observamos el mismo panorama que nos acompañará hasta el final. Bodas, comidas familiares, roces culturales... El film sobrevive a base de la repetición de un mismo gag tras otro. Humor facilón, comentarios racistas, tópico y tópico. Hay que decir que la trama está muy bien conducida por el inexperto director, y por lo general cada secuencia está bien hilada, el relato avanza solo, ligero. Mas está vacío, el contenido se agotó en cinco minutos.

Los actores, rostros conocidos de la comedia francesa, juegan bien sus cartas -Christian Clavier y Pascal N'Zonzi forman una pareja extraordinaria-, pero los diálogos carecen de ingenio y de chispa. La historia, fundamentalmente dirigida a un público adulto, no pasa del chiste despectivo típico de bar. Ya hemos oído todo acerca de negros, burgueses, comunistas y amarillos. Quien haya escuchado a Le Pen no hallará nada nuevo.


Una película fácil de seguir, de tono agradable y con un sentimentalismo cantoso de convivencia cultural entre todos los pueblos. Si busca desconectar durante hora y media, encontrará un par de bromas que muy seguro le harán sonreír. Pero no hay más. Del mismo modo que olvida el chiste racista que le contaron ayer, olvidará esta película.


miércoles, 7 de enero de 2015

WALESA, LA ESPERANZA DE UN PUEBLO

"Cargada de fuerza [...]. Para amantes de la Historia y de las buenas historias [...].Un punto intermedio entre el biopic y el cine documental"










Año: 2013
Director: Andrej Wajda
Reparto: Robert Wieckiewicz, Agnieszka Grochowska, Iwona Bielska, Zbigniew Zamachowski
País: Polonia
Duración: 130 min
Género: Drama
Puntuación: *** (Buena)







Sinopsis

La película se centra en 20 años de la vida de Lech Walesa, el líder del sindicato Solidaridad, el premio Nobel de la Paz en 1983 y el primer presidente de Polonia después del comunismo. La película nos sitúa en 1970 en Gdansk durante las sangrientas represiones de las autoridades comunistas contra las manifestaciones de los trabajadores. Entre ellos, Lech Walesa, un obrero de un astillero que decidió no seguir las normas marcadas y empezó una revolución, que no sólo significaría el final de la dictadura en Polonia, sino que además haría tambalear la Unión Soviética.  [DeCine21]



Análisis

Una película de corte patriótico, capaz de llenar de orgullo a cualquier polaco. Andrej Wajda regresa a los cines con una historia poderosa, cargada de fuerza, de dinamismo y de reivindicaciones. Es todo un alegato político, que respira vida y credibilidad. El humilde trabajador de los astilleros Lech Walesa se convierte en un líder sindical que terminará siendo presidente de la nueva Polonia. El film pretende lanzar un fulminante órdago al comunismo a la vez que justicia a la figura de Walesa, recuperando su memoria y su alargada sombra. Y lo consigue.


El experimentado director polaco -ya curtido en este terreno por cintas como "Katyn"- logra narrar con fina precisión histórica, contextualizando y perfilando hasta los detalles, sin que por ello la película caiga en el aburrimiento o la pesadez. Hay acción, es un constante suceder de acontecimientos. Pero además, Wajda gusta de recrearse en cada secuencia, y no pasa de corrido, sino tomándose su tiempo, trazando con el pincel cada gesto, cada personaje, cada calle de Gdansk.

Por desgracia, quizá no acierta con el arranque. A la película le cuesta colocar los cimientos y dejar que se sitúe el espectador; los primeros minutos son idas y venidas, flashbacks, saltos de un año a otro... Para el polaco medio aquello resultará familiar, pero a todos los demás les llevará cierto tiempo entrar en materia, porque el film da demasiadas cosas por supuesto. La estupenda labor de montaje será una constante a lo largo de toda la película, que se sitúa en un punto intermedio entre el biopic y el cine documental a través de numerosas imágenes reales de la Polonia comunista y de la vida del protagonista.


Un protagonista interpretado de maravilla por Robert Wieckiewicz, quien hasta la fecha solo había realizado un par de filmes patrios, y de escasa repercusión. Él carga sobre sí todo el peso de la trama, y sale airoso y convincente como el líder del Sindicato Solidaridad. Una película para quienes sueñen con cambiar el mundo, para amantes de la Historia y de las buenas historias.

lunes, 5 de enero de 2015

BIG EYES

"Perfectamente podría haberla firmado Woody Allen [...] Rica, alegre y optimista [...] No defrauda"










Año: 2014
Director: Tim Burton
Reparto: Amy Adams, Christoph Waltz, Danny Huston, Jason Schwartzman, Krysten Ritter, Terence Stamp
País: Estados Unidos
Duración: 115 min
Género: Drama
Puntuación: *** (Buena)







Sinopsis

Narra la historia de Margaret y Walter Keane. En los años 50 y 60 del siglo pasado, tuvieron un éxito enorme los cuadros que representaban niños de grandes ojos. La autora era Margaret, pero los firmaba Walter, su marido, porque, al parecer, él era muy hábil para el marketing..  [Filmaffinity]


Análisis

Para ojos grandes, los que se le quedarán al espectador después de presenciar semejante historia, basada en hechos reales. Una película audaz, sin complejos, que sorprende constantemente y convierte en un personaje más al espectador. Uno no puede permanecer impasible ante lo que está viendo, y toma posición, se identifica y adentra en el sentir de la protagonista, y junto a ella se relaciona con la sociedad norteamericana de finales de los 50s. Resulta difícil creer cuanto estamos viendo, ¡pero ocurrió en la vida real!


Tim Burton arriesga con una película muy apartada de su filmografía habitual. Perfectamente podría haberla firmado Woody Allen. El mundo de los artistas, la América de de mediados de siglos, el arte contemporáneo... no son temas habituales para quien dirigió "Alicia en el País de las Maravillas" o "Pesadilla antes de Navidad", pero sin ninguna duda sabe desenvolverse con maestría en este campo. Burton está cómodo, y sabe transmitir su seguridad a una Amy Adams espectacular y a un Christoph Waltz que cumple en uno de sus roles habituales, aunque quizá pueda parecer excesivamente histriónico en determinados momentos.

La película arranca con un estilo cercano a la comedia para adquirir más tarde un carácter más dramático, poco a poco, pausado. No son dos historias distintas, ni mucho menos, y Burton consigue que el cambio de registro no resulte forzado. Sin embargo, hacia el final la historia comienza a hacer aguas. El desenlace está muy bien logrado, sin caer en sentimentalismos ni en parafernalias; hace justicia. Pero la última media hora flojea, acaba resultando lenta y repetitiva, y solo al final logra repuntar y dotar de un final digno a la historia.



En línea con el tema principal: cuadros, arte y artistas, la fotografía de la película es un completo acierto. Colores vivos constantemente, de un cierto tono pastel, que construyen un clima luminoso y cálido que introduce al espectador con mayor facilidad en el desarrollo de la trama. Una trama bien hilada, rica, alegre y optimista, que deja buen sabor de boca y ensalza un suceso real. No defrauda. 

domingo, 4 de enero de 2015

THE IMITATION GAME (DESCIFRANDO ENIGMA)

"Simplemente maravillosa [...]. La película transmite el mundo interior de Turning con precisión de cirujano [...] y el espectador sufrirá la tensión de jugar contrarreloj por descifrar los mensajes alemanes"










Año: 2014
Director: Morten Tyldum
Reparto: Benedict Cumberbatch, Keira Knightley, Mark Strong, Charles Dance, Matthew Goode, Matthew Beard
País: Reino Unido
Duración: 115 min
Género: Drama
Puntuación: **** (Muy buena)







Sinopsis

Biopic sobre el matemático británico Alan Turing, famoso por haber descifrado los códigos secretos nazis contenidos en la máquina Enigma, lo cual determinó el devenir de la II Guerra Mundial (1939-1945) en favor de los Aliados. Lejos de ser admirado como un héroe, Turing fue acusado y juzgado por su condición de homosexual en 1952.  [Filmaffinity]




Análisis

Simplemente maravillosa, un homenaje más que digno a la figura del matemático Turning gracias a un Benedict Cumberbatch que borda su papel dejándonos sin palabras. Sin necesidad de caer en clichés ni emotivismos, la película nos narra una historia real que pedía a ser gritos ser contada. Una historia del mejor suspense, de tensión, de espías e investigaciones, a la vez que retrata la sociedad británica de los años 40s de un modo asombroso y realiza una denuncia social que chirriará en determinadas sensibilidades.



El director noruego -que hasta entonces solo había rodado tres cintas en su tierra natal- construye minuciosamente una obra de ingeniería que no flaquea en ningún instante. El montaje juega un papel fundamental en el desarrollo de la trama, con continuos flashbacks y avances hacia el futuro, que sin embargo no distraen ni ralentizan la historia. Al contrario, la hacen avanzar y nos permiten conocer mejor a nuestro protagonista: un hombre que no encajaba en su mundo. A pesar de las penalidades que padece, tampoco resultará extraño el no sentir lástima por Turning en determinados momentos: su soberbia, rigidez y falta de empatía le convirtieron en una persona de difícil trato. Pero humano, no obstante, y la película transmite su mundo interior con precisión de cirujano.

Por su parte, Keira Knightley también nos regala una interpretación de altura, y supone un complemento perfecto para nuestro matemático. La recreación en la Inglaterra de 1940s es magnífica, en las calles, el vestuario y la música (por supuesto, sonará Glen Miller). El film también sabe jugar con imágenes reales de la guerra y de personajes históricos, que intercala a lo largo de la trama para dar mayor sensación de veracidad. ¿De duración? La justa. Los minutos se evaden de un plumazo, como el humo de los continuos cigarrillos del compañero de Turning. 




Una película brillante, perfectamente narrada y con todo un lujo de secundarios. La 2ª Guerra Mundial sirve de marco a una apasionante historia de suspense sobre espías y códigos secretos, y el espectador sufrirá la tensión de jugar contrarreloj por descifrar los mensajes alemanes. Sin duda, cuenta con sobradas papeletas de cara a los oscar. Turning solo hablaba de números, combinaciones, datos y estadísticas, pero The Imitation Game es mil veces más que todo aquello: es el vivo retrato de un alma como la suya.

jueves, 1 de enero de 2015

EL SÉPTIMO HIJO

"Excesivo envoltorio para tan poca chicha [...], en dos minutos habrás podido comentar todas tus impresiones "









Año: 2014
Director: Sergey Bodrov
Reparto: Jeff Bridges, Julianne Moore, Ben Barnes, Kit Harington, Alicia Vikander, Lilah Fitzgerald, Antje Traue, Olivia Williams
País: Reino Unido
Duración: 100 min
Género: Aventuras
Puntuación: * (Mala)







Sinopsis

El Maestro Gregory es un caballero que siglos atrás capturó a la maléfica y poderosa bruja Madre Malkin. Pero la bruja consiguió escapar y prepara su venganza. Tras convocar a todos sus seguidores, Malkin decide actuar. Mientras, el Maestro Gregory se propone enseñar en un tiempo récord a su joven aprendiz Tom Ward a luchar contra la magia negra.  [Filmaffinity]




Análisis

Entretenida película de aventuras que, desgraciadamente, no pasa de entretenida. Ni el argumento, ni los actores, ni el ambiente fantástico-medieval están a la altura de los aires épicos que el film pretende adaptar. Excesivo envoltorio para tan poca chicha, mucho ruido y pocas nueces. A pesar de un arranque correcto, no se puede negar que el guión enseguida se pierde en construir de un plumazo el mundo de fantasía: demasiadas presentaciones, demasiadas lecciones teóricas y demasiadas promesas de futuro. Pero apenas ocurren cosas.


Casi parece que el film no se toma en serio a sí mismo. No nos puede sonar real. Julianne Moore no resulta creíble como terrorífica reina de las brujas, y Ben Barnes está un poco "paradico" como protagonista, un tanto ido. De hecho, su romance con Alicia Vikander es completamente artificial. Acaso destaca Jeff Bridges como maestro del joven, en un papel de infatigable veterano con sentido del humor. 


Sin embargo, es justo señalar que la acción no decae en ningún momento. Falta chispa, cierto espíritu, de acuerdo, pero la película sabe atrapar al espectador, y uno no desviará su atención durante la hora y media. El director adapta la primera de las 13 novelas fantásticas del autor Joseph Delaney, titulada "El aprendiz del espectro". Sin duda, está lejos de otras obras fantásticas recientes, y en determinados momentos la acción de resuelve por la vía "fácil", a base del topicazo.


En resumen, un intento fallido. Seguramente apuntaba más alto de lo que verdaderamente llega a ofrecer. Las brujas, orcos, espadas y hechiceros garantizan la diversión de principio a fin, mediante un ritmo trepidante que, en ocasiones, flojea. Pero el film se agota en sí mismo. A la salida apenas recordarás que ha visto esto, y en dos minutos habrás podido comentar todas tus impresiones.

domingo, 28 de diciembre de 2014

INVENCIBLE (UNBROKEN)

"A medio camino entre `Carros de Fuego´ y `El puente sobre el río Kwai´ [...] Entretiene a la par que golpea el estómago con un martillo"








Año: 2014
Director: Angelina Jolie
Reparto: Jack O'Connell, Domhnall Gleeson, Garrett Hedlund, Jai Courtney, Takamasa Ishihara 'Miyavi', Alex Russell
País: EEUU
Duración: 135 min
Género: Drama
Puntuación: *** (Buena)







Sinopsis

Narra la historia real de Louis Zamperini, que tras participar en los Juegos Olímpicos de 1936, se alistó en las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos para luchar en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Cuando el bombardero que pilotaba se estrelló en el Pacífico, navegó a la deriva hasta que fue capturado por los japoneses.  [Filmaffinity]




Análisis

Una historia de las de antes. Clásica, emotiva y con un agónico suspense, resulta imposible no sufrir viendo el calvario que padece el protagonista. Los personajes son dignos de una epopeya con tintes épicos, y el duelo interpretativo que entre ellos surge es la mejor baza del segundo film que dirige Angelina Jolie. El guión, cuya elaboración contó con participación de los hermanos Coen, adapta la vida del atleta -militar, posteriormente- Louis Zamperini, centrándose en el cautiverio que sufrió durante la Segunda Guerra Mundial.


Un arranque frenético nos sitúa directamente en medio del conflicto. Batalla aérea entre los B-29 y la aviación japonesa. Conocemos tanto a Louis como a la manera en que se comporta en una situación de crisis, así como a sus compañeros de armas. En adelante, la primera parte del film intercala pasajes de una misión durante la guerra con flasbacks hacia el pasado del protagonista. Un acierto el montaje, aporta sabor a la trama y así no carga en exceso con secuencias del conflicto, permitiendo mayor distensión. Aunque por desgracia, el ritmo termina por decaer. A ratos se estanca, da vueltas sobre sí mismo y quizá se recrea en exceso en el dolor, narrando algún pasaje en más tiempo del necesario.

Porque la cinta es dura, y además bastante. No hay reparo alguno en mostrar la violencia explícita. Pero por encima de todo, la película es una maravillosa historia de superación personal. Es un perfecto ejemplo de perdón, de poner la otra mejilla, de esperanza frente a la barbarie. La desfigurada cara de Louis es la de un hombre victorioso. Y junto a él, Miyavi se erige como un magnífico secundario. La otra cara de la moneda, un verdadero enemigo digno de novela. Un personaje digno de estudio. Podríamos decir que "Invencible" está a medio camino entre "Carros de Fuego" y "El puente sobre el río Kwai". Menos épica que la primera y más violenta que la segunda, pero igual de emocionante. 



Cabe resaltar que se echa en falta mayor atención a los pequeños detalles. Cierto que el tema principal es el esfuerzo de Louis por sobrevivir, pero hay momentos en que se muestran otros personajes, reacciones, recuerdos u objetos, y estos quedan un tanto difuminados, a medio perfilar. Pero como film de aventuras, cumple. Y a las mil maravillas. Entretiene a la par que golpea el estómago con un martillo. La ambientación histórica es muy aceptable, y no existen palabras para definir lo increíble de la vida Louis Zamperini. Su esfuerzo por mantenerse vivo anima al espectador a aprovechar el presente, y las reflexiones que plantea en torno al perdón y a Dios son sin duda buenas cartas para jugar en el futuro.